Inicio  
  
   Leucorrea: ¿Qué es?
Buscar

Servicios
  • Listas de boda
Enciclopedia del embarazo
Commentar

¿Qué es la Leucorrea?

La leucorrea es un flujo blanquecino que mana de la vagina y constituye un motivo frecuente de consulta médica. A veces es producto de una infección genital, pero también puede ser completamente normal.

La leucorrea normal (o fisioló gica).

Es la evacuación de secreciones normales de la vagina y del cuello del útero. Éstas son de aspecto blanquecino e inodoras, y no se asocian a ningún síntoma. A lo largo del embarazo pueden ser muy abundantes a causa de las modificaciones hormonales, que hacen que la vagina sea más ácida. Si el examen clínico ha confirmado su carácter no patológico, esta leucorrea fisiológica no requiere un examen complementario ni un tratamiento.

La leucorrea por infección ge nital.

En las mujeres embarazadas, la infección más frecuente se debe a un hongo, Candida albicans. Es una infección benigna, sin consecuencias para el bebé, pero a veces muy molesta, que tiende a presentarse de forma recurrente, dado que se ve favorecida por la modificación de la acidez de la vagina, normal en el embarazo. Da lugar a unas pérdidas blancuzcas que recuerdan la leche cortada, acompañadas de un picor intenso en la vulva y la vagina, y eventualmente, de ardor urinario.
La infección por Candida albicans o bien se contrae a través de la pareja o bien, con mayor frecuencia, por autoinfección, dado que en estado normal este hongo se encuentra en la flora genital. El tratamiento se basa en una buena higiene, una limpieza íntima simple con jabón y la aplicación de antimicóticos locales (óvulos vaginales o cremas).
También otros gérmenes pueden ser responsables de la leucorrea. A menudo, para determinar un tratamiento adaptado, es preciso efectuar una extracción de secreciones vaginales. Analizando estas muestras en laboratorio se determinará el origen de la infección. Es importante detectar y tratar toda infección vaginal durante el embarazo, dado que ciertas infecciones pueden provocar un debilitamiento de las membranas amnióticas, que pueden favorecer su ruptura. Algunos gérmenes, como el estreptococo B, deben ser tratados imperativamente por perfusión de antibióticos durante el parto para evitar que el bebé se contamine al pasar por la vagina.

Vaginitis

Comentar

Más información sobre este tema:


Índice alfabético


Newsletter


ciao

El test destacado

¿Serás una buena madre?

Test Embarazo y Bebé

¿Serás una buena madre?

Calcula tu fecha de parto