Inicio  
  
  
    Proteínas para el bebé: ¡encuentra el equilibrio!
Buscar

Servicios
  • Listas de boda
Alimentación infantil de 1 a 3 años
Commentar

Proteínas para el bebé: ¡encuentra el equilibrio!

Aunque es cierto que los bebés deben comer de todo para desarrollarse normalmente, es importante que no consuman proteínas en exceso. Las proteínas se encuentran en la carne, el pescado, los huevos y los lácteos. A continuación, una guía para conocer los aportes necesarios para cada edad.

Proteínas sí, pero no demasiadas

 Proteínas para el bebé: ¡encuentra el equilibrio!
© Thinkstock

Las proteínas le otorgan al organismo la energía necesaria para su funcionamiento así como para el crecimiento de los músculos; también ayudan a reforzar la defensa contra las enfermedades. Las encontramos en la carne y en el pescado (alrededor de 20 gramos por cada 100 de carne), en los huevos (alrededor de 20 gramos por dos huevos) y en los lácteos (alrededor de 20 gramos por medio litro de leche o cuatro yogures). También, aunque en menor cantidad, en las legumbres y en los cereales.

Un exceso de proteínas en el niño puede tener consecuencias nefastas en su salud. La relación entre una alimentación excesivamente rica en proteínas antes de los 3 años y el aumento en el riesgo de desarrollar sobrepeso e incluso obesidad no está del todo comprobada; pero se ha observado que los niños que consumen muchas proteínas antes de los tres años tienen más probabilidades de padecer obesidad. Además, el exceso de proteínas impide seguir una dieta diversificada. Por último, las comidas muy proteicas obligan a los riñones a trabajar en forma más acelerada para eliminar el excedente.

La dosis adecuada para cada edad

sea leche. Lo mejor es privilegiar la leche materna; su contenido es bajo en proteínas (1 gramo por 100 mililitros) pero se adapta perfectamente a las necesidades del recién nacido. La leche de iniciación (fabricada a base de leche de vaca) también contiene pocas proteínas para asemejarse a la materna.

De 6 meses a 1 año: se puede introducir en la dieta pequeños trozos de carne o de pescado (empezar con 10 gramos al día y aumentar a 20 a partir de los 9 meses) o huevo (primero 1/4 y 1/3 a partir de los 9 meses). Siempre es mejor consumir proteínas magras. No obstante, la leche continúa siendo el alimento principal (500 miligramos al día). Atención: no debe reemplazarse la leche de iniciación del tipo 1 por la de vaca –ésta contiene más del doble de las proteínas necesarias– sino por la del tipo 2. Lo mismo sucede con los lácteos, que deben ser específicos para bebés.

De 1 a 3 años: el bebé come prácticamente como cualquier adulto. Sin embargo, su descubrimiento de los sabores no quita que sus necesidades, sobre todo de proteínas, sigan siendo específicas: 30 gramos de carne o de pescado o medio huevo son suficientes por día, sin olvidar sus 500 mililitros de leche de crecimiento, que contiene vitaminas y minerales indispensables para su crecimiento. Una vez más, no optar por la leche de vaca.

L. Emile

Publicado el 14/01/2011Comentar


Más información sobre este tema:


Newsletter


ciao

El test destacado

¿Serás una buena madre?

Test Embarazo y Bebé

¿Serás una buena madre?

Calcula tu fecha de parto