Inicio  
  
  
   Para los niños, omega 3
Buscar

Servicios
  • Listas de boda
Alimentación infantil de 1 a 3 años
Commentar

Para los niños, alimentos ricos en omega 3

Indispensables para el crecimiento del cerebro, los ácidos omega 3 deben estar presentes en el plato de todo niño desde la más tierna infancia. Pero no hay que inquietarse, recibir el aporte diario de estos aceites es muy fácil.

Para los niños, omega 3
© Thinkstock

Los alimentos ricos en omega 3 y 6 son indispensables en el desarrollo psicomotor del bebé, de su sistema nervioso y de su visión. El cerebro de un niño de pecho está constituido de lípidos en un 50 o 60 por ciento, motivo por el cual necesita ácidos grasos poliinsaturados para desarrollarse. Éstos permiten la formación de las neuronas. Además, intervienen en el transporte de la glucosa, el principal carburante del cerebro. Los niños prematuros, al no tener reservas de lípidos, necesitan un aporte todavía mayor. Por otra parte, según un estudio americano, los niños que se alimentan del pecho y los que reciben leche con suplementos de ácidos grasos poliinsaturados (particularmente los omega 3) parecen tener mayor facilidad para aprender.

Mayores necesidades hasta los 3 años

La edad de maduración del cerebro del niño se sitúa en los 3 años. Hasta ese momento los lípidos deben representar cerca del 50 por ciento de su alimentación. Afortunadamente, la leche materna y la de iniciación cubren todo el conjunto de sus necesidades. Después, gracias a la leche de crecimiento y a una alimentación rica en ácidos grasos esenciales (omega 3 y 6) –basada en pescados grasos y aceites vegetales–, el niño seguirá obteniendo las cantidades necesarias. Por este motivo, y aunque la dieta sea diversa, la leche de crecimiento es preferible a la de vaca entera hasta los 3 años. Pasada esta edad es importante mantener el funcionamiento del cerebro. ¡Así que resulta imposible prescindir de estos ácidos grasos esenciales!

El día a día es fácil

Los aceites vegetales, sobre todo el de colza y el de nuez, aportan ácidos grasos omega 3. También los encontramos en las margarinas, en los pescados grasos (salmón, atún, sardinas, caballa) y en los crustáceos.

De los 12 a los 18 meses

A partir del año, el pequeño puede comer de vez en cuando purés y verduras con un chorrito de aceite de colza o con una cucharadita de margarina. Sin embargo, no es obligatorio ya que la leche de continuación le da el aporte necesario de ácidos grasos esenciales.

De 18 meses a 3 años

Unos 30 gramos de pescado graso, ya sea salmón o atún, cortado muy pequeño y mezclado con bacalao y con patatas una o dos veces por semana le dará el aporte necesario de omega 3.

De 2 a 3 años

Si el niño toma leche de crecimiento y si consume productos lácteos especiales para el crecimiento, entonces no hay que preocuparse por los ácidos grasos esenciales.

Si no es el caso, conviene agregarle a las verduras y al pescado un chorrito de aceite de colza o de nuez y una cucharadita de margarina a las pastas y al arroz… Es importante seguir dándole pescado graso una vez por semana.

A partir de los 3 años

Si le gusta la leche de crecimiento no hay problema en seguir dándosela. Si no, se le pueden dar dos porciones de pescado por semana, de las cuales una debe ser un pescado graso o un crustáceo. Los platos se pueden condimentar con un poco de aceite o de margarina enriquecida con omega 3.

Si se elige el pescado enlatado, es mejor optar por el salmón al natural, las sardinas o la caballa antes que por el atún.

¡No hay que olvidar que los aceites omega 3 son tan importantes para los niños como para los padres!

N. de Ker Armel

Publicado el 10/12/2010Comentar


Más información sobre este tema:


Newsletter


ciao

El test destacado

¿Serás una buena madre?

Test Embarazo y Bebé

¿Serás una buena madre?

Calcula tu fecha de parto