Inicio  
  
  
   Motivación para adoptar a un niño
Preparándonos para adoptar
Commentar

Motivación para adoptar a un niño

Los motivos para decidir adoptar un niño pueden ser muy diversos, unos más frecuentes que otros, pero todos respetables, siempre que se trate de una decisión responsable y meditada. Vamos a hablar de los más habituales.

Adoptar por infertilidad

Motivación para adoptar a un niño
© Thinkstock

El motivo por el que más frecuentemente recurren las parejas a la adopción es por infertilidad. Su deseo de ser padres se vuelca en primer lugar en la paternidad biológica y solo cuando esta falla se piensa en la posibilidad de adoptar a un pequeño. Es un proceso muy normal: la primera idea que tenemos en general de nuestros futuros hijos es que los concebiremos nosotros mismos de forma natural. 

Este proceso no está exento de escollos, incluso de dolor. Por mucho que concibamos la adopción como una forma perfectamente válida de ser padres, la evidencia de la imposibilidad de hacerlo de forma biológica suele causar en las parejas un duelo que debería ser superado antes de decidirse por adoptar. Y no siempre es fácil superar ese duelo: la presión social por concebir con la que se encuentran las parejas, los largos y penosos tratamientos de fertilidad, con su carga de estrés y, si no funcionan, de frustración, o las propias expectativas previas respecto a la paternidad son factores que crean conflictos tanto a nivel individual como de pareja. Si se consigue aceptar, digerir, este hecho, a menudo la idea de la adopción se presenta como una nueva vía que devuelve a los futuros padres la ilusión por tener hijos y un nuevo proyecto de vida. 

También es muy frecuente que una pareja infértil decida tras el diagnóstico, por motivos diversos (médicos, psicológicos, religiosos...) y todos respetables, no intentar ningún tratamiento de fertilidad y optar por la adopción en primera instancia. Cuando es así, lo principal es que esta decisión sea firme y que la pareja se blinde ante la presión social que recibirá y que en la mayoría de los casos será mayor que la que suelen sufrir las parejas que han pasado por los tratamientos de fertilidad sin éxito. 

Adoptar como proyecto de vida

Muchos otros padres deciden directamente criar y educar a un niño ya nacido que necesita una familia, en vez de traer otro al mundo, tanto para fundar una familia como para ampliarla. A ello pueden moverle motivos similares a la solidaridad: compartir su familia, conciencia sobre el gran número de menores desamparados en el mundo que no disfrutan de su derecho a tener un entorno familiar, etc. 

Pero en general se funda en el deseo simple y primordial de formar una familia y en el convencimiento de que la adopción es una vía totalmente válida que merece ser planteada como primera opción, especialmente cuando en los futuros padres o madres no existe el deseo o la necesidad previa (o incluso el instinto) de serlo por la vía biológica.

Motivación para adoptar a un niño - (siguiente) ►

Publicado el 29/07/2011Comentar



Más información sobre este tema:


Newsletter


ciao
Foro Embarazo

El test destacado

¿Serás una buena madre?

Test Embarazo y Bebé

¿Serás una buena madre?

Calcula tu fecha de parto